viernes, 20 de enero de 2017

Diosas de Carne y Verso



Diosas de carne y verso,
verso de espina y tallo,
carne de rima y hueso.
El poema es una herida abierta,
lucha encubierta entre perros y gatos;
una imagen que vale
menos que una palabra
que escriba enamorado.
Diosas de piel y estrofa,
versos de tinta y vello,
carne de libro y trago.
La mujer es una deidad quebrada
por la historia, el hombre y el engaño;
una ánfora hecha de garra y saliva,
metáfora y barro.
La mujer es la unidad de medida
que usa mi universo;
el gemido que escapa
del arpa de un bardo.
Cualquier mujer puede ser una diosa,
un capricho, un villano;
la elección siempre, aunque no parezca,
dependerá de ella.
Tan solo debe ablandar mi mano
hasta que escriba versos
y endurecer mi cuerpo
hasta que escupa orgasmos.
El amor siempre, aunque no parezca,
se construye entero de carne y verso;
martillo es del deseo,

del sentimiento es clavo.  


1 comentario:

  1. ...pulsa el corazón en mi estómago...ni siquiera en su boca...¿qué hago con este pulso?...pues me lo trago...no me queda otra...
    ...pero no me puedo quedar callada...necesito escribirte este trago...preciado trago...
    ...te he encontrado como se encuentran los paisajes mas bellos de nuestro camino...sin querer...sin buscar...así te seguiré encontrando...leyendo...disfrutando...y si...también tragando...pues intuyo que si éste...el primer poema me ha parado en seco y no me ha dejado continuar para escribirte estas líneas...qué no me depararán las siguientes...
    ...bello...preciso...exacto...
    Gracias (Valenia Gil)

    ResponderEliminar